Seguidores

jueves, 2 de febrero de 2012

Me da pena que se admire el valor en la batalla.

Los objetos se crearon para ser usados,

las personas para ser amadas, 
este mundo va
mal porque se
usan las personas y
se aman los
 objetos.

He salido a la calle abrazado a la tristeza: vi lo que no mira nadie y me dio vergüenza y pena. Los llantos desconsolados que estrangulan las gargantas; los ancianos encorvados: parece que la tierra les llama. La justicia está arrestada por orden de la avaricia; el dinero que te salva es el mismo que te asesina. No me des más esperanzas: sé que todo son mentiras; sacos llenos de agujeros para guardar alegrías.
Menos mal que con los rifles no se matan las palabras.




1 comentario:

Belén dijo...

Encantador post!
Un beso

http://thinkingaboutclothes.blogspot.com/